jueves, 18 de abril de 2013

COSAS INCREIBLES

Se que hace mucho que no escribo, esque no se me ocurrió nada pero mirad

¿Cómo se vería el cielo si los planetas del Sistema Solar estuvieran tan cerca como lo está la Luna?


LunaHagamos un pequeño ejercicio de imaginación, e imaginemos que Marte o Venus o cualquier otro planeta de nuestro Sistema Solar se encuentra a la misma distancia que está la Luna. Si alzáramos la vista al cielo, ¿qué veríamos?
Cojamos como base la imagen que encabeza la entrada. Allí arriba tenéis la Luna. A continuación, vamos a ir sustituyendo el satélite por otros planetas, foto a foto:

Mercurio

Mercurio

Venus

Venus

Marte

Marte

Júpiter

Júpiter

Saturno

Saturno

Urano

Urano

Neptuno

Neptuno















Este lago no es una broma y se puede bañar en el








 ¿como puede pasar esto?



¿Quién no quiere una de estas?




¿Os lo comeríais?                                                                              



miércoles, 3 de abril de 2013

SEGUNDO CAPITULO, EL CAMINO ENIGMATICO

Este es el segundo capítulo de mi libro (este si que es largo son bastantes páginas)

                                EL CAMINO ENIGMÁTICO


El niño descubrió algo que le impresiono mucho: ¡una puerta secreta! La puerta secreta se encontraba debajo de la cama de sus padres; era una puertecita pequeña con un pequeño picaporte de oro y formas extrañas que parecían caras con dientes afilados con expresiones extrañas, la puerta era de la misma madera que el suelo pero un poco mas gris. El niño como no sabia que había tras ella, no pudo con la curiosidad y decidió  entrar por ella pero el niño no sabia las consecuencias: detrás de esa puerta estaba lo que la gente llamaba el camino enigmático hacia la piedra enigmática, un nombre bastante largo pero es el mas adecuado porque unos reyes no iban a guardar una piedra muy valiosa sin protección, no, la piedra estaba muy protegida por el camino enigmático, o por lo menos eso dice la leyenda.
1ª Encontrar una puerta oculta en el castillo.
2ª Entrar en la puerta escondida y al entrar se llega a una sala en la que hay que resolver un enigma.
2ª Cuando se resuelva el enigma, se llega a una sala con puertas de colores y resolver su enigma.
4ª Si se resuelve se llega a otra sala con orto enigma.
5ª Si se resuelve el enigma, se llega a la sala de la piedra.

El niño entró en la puerta muy decidido, puesto que iba a descubrir algo nuevo. Cuando Carlos entró se encontró en una sala hecha de ladrillos grises de aspecto triste que daban ganas de dormir pero por muchas ganas de dormir que dieran no se podía dormir. La sala era un cuadrado perfecto no muy grande, pero tampoco muy pequeña. También era siniestra puesto que no es normal que al mirar unos ladrillos ( única cosa presente en aquel lugar)  te empezase a entrar sueño y no se pueda dormir. Por suerte el niño no se solía preocupar mucho y en esta ocasión no se preocupó. Carlos ya llevaba unos minutos ahí tumbado cuando apareció un cartel en la pared que decía:   CÁMARA DE LAS PESADILLAS.
Carlos, por suerte al ser de la realeza, sus padres contrataron un profesor capaz de enseñarle a leer y ha hablar al cumplir 1 año y como ya he mencionado antes, iba a cumplirlo dentro de poco. El niño leyó el cartel y esta vez se preocupo porque él algunas noches se levantaba y le decía a su madre:
- Mama, al dormir he tenido sueños que no me gustaban
- Tranquilo Carlos, eso se llaman pesadillas. No debes tenerlas miedo, no son verdad. Ahora vete a la cama, que si no tu padre nos va ha reñir por estar despiertos a los dos.
Ahora a Carlos sí que le entró miedo puesto que las pesadillas no e gustaban, y se puso a llorar, pensando que las volvería a tener. Pero tuvo suerte porque al cabo de 3 o 4 minutos se durmió porque los bebés se duermen al cabo de un rato cuando lloran. Mientras el niño dormía, tuvo pesadillas de monstruos bastante feos y todo el pueblo destruido y esos monstruos estaban dirigidos por otro mounstro más grande sin piel ni carne por lo menos en la cara porque el cuerpo estaba cubierto de trajes rotos de color verde militar pálido y una capa (también rota) de color caqui. El niño no se despertó en 3 días y todo el tiempo con la misma pesadilla. Como es de esperar sus padres estaban muy preocupados.
-Pero Manuel, ¡Donde está nuestro hijo! Lleva 3 días desaparecido y ya hemos organizado una búsqueda por día registrando todos los pueblos vecinos, bosque y nuestra ciudad ¡y no está en ningún lado! Tenemos que encontrarle – Dijo medio llorando desconsoladamente - - Hacemos todo lo posible por encontrarlo, ¡ya lo sabes Marta! Estoy tan preocupado como tú, tranquila, seguiremos buscándole.  
 ¡ GUAAARDIAS ¡ Íd a buscar a mi hijo!
- ¡ Si señor! – Dijeron todos a la vez -
 Carlos, al despertar, estaba muy preocupado puesto que había tenido pesadillas durante 3 días. También estaba confuso puesto que... ¡ HABIA APARECIDO EN OTRA SALA! La sala era bastante larga con puertas de colores verde, amarillo, rojo, azul... También estaba echa del mismo ladrillo que la otra sala, gris siniestro pero no daban ganas de dormir. Al fondo había un cartel que decía: LABERINTO DE PUERTAS. El niño recordó que en el otro cartel ponía CÁMARA DE LAS PESADILLAS y el recordaba que cuando paseaba oía decir a la gente algo de una piedra con un camino enigmático que en un sitio había que resolver un enigma y también recordaba que había otra sala con puertas de colores con un enigma y  pensó que estaba en            el laberinto hacia la piedra( que es como la llamaba la gente que el oía puesto que se llamaba de muchas formas) Claro que la curiosidad de el niño no se había perdido, y decidió entrar por las puertas pero se decepcionó mucho porque en las puertas solo había las habitaciones del castillo. Era bastante siniestro y raro, la puerta azul llevaba al baño, la verde al jardín, la roja a su cuarto, la amarilla al ... y la morada llevaba a la habitación de sus padres entonces se dio cuenta de una cosa... ¡la puertecita secreta de debajo de la cama de sus padres!
- Aquí hay un enigma ¿no?... ¡pues creo que lo he resuelto! – Dijo contento y satisfecho – Carlos sin pensárselo ni si quiera una vez, entro pensando o que resolvería el enigma o que acabaría saliendo de ese sitio. El niño entró por la puerta y... llegó a una sala igual a la cámara de las pesadillas. El niño pensó que no había resuelto el enigma y que había vuelto a la CÁMARA DE LAS PESADILLAS pero, los ladrillos no daban ganas de dormirse al mirarlo no eran siniestros a pesar de ser grises, no, eran alegres y daban ganas de llorar algo raro porque eran alegres y llorar es triste. Como ya había estado en la cámara de las pesadillas, sabía como resolver el enigma. Pronto, mientras intentaba llorar, apareció un cartel que decía CÁMARA DE LAS PENAS. El niño no tardó mucho en llorar puesto que era un bebe pero pensó:
- No puedo dejar de llorar, que es lo que tengo que hacer pero en la otra sala aparecí en la siguiente sin enterarme y mientras lloro me entero así que me pregunto si lo estaré haciendo bien... – Dijo algo reocupado –
Al poco rato de no poder parar de llorar la habitación estaba inundada casi entera y claramente el niño se dio cuenta y pensó que se ahogaba pronto el niño no vio mas que negro... El niño no lo sabia porque mientras estaba “ ahogado” pasaron 2 días.
- Manuel ¿¡ Donde esta nuestro hijo!? – Dijo la reina llorando desconsoladamente – Lo hemos perdido... ¡Han pasado CINCO días Manuel, CINCO días! – Dijo llorando más fuerte que nunca –
- No lo se Marta, no lo se. – Dijo apenado el rey – Hacemos todo lo posible por buscarle hemos buscado en todos los rincones posibles porque a pesar de su curiosidad, sabe de sobra que no puede salir de los pueblos próximos, es imposible que esté por allí y heos buscado por todos los lugares posibles excepto... ejem ese sitio es muy arriesgado ir a ese sitio, el de la ejem piedra. Si alguien nos espía mientras miramos allí descubrirán la piedra.
Al pasar los 2 días, el niño apareció en una sala como la anterior. Muy débil Carlos, vio que los ladrillos eran normales y en el centro había un pequeño tarro de cristal con una piedra dorada, con los laterales de color rojo carmín con un resplandor dorado y negro.
-Acércate. – Dijo una voz amable –
- Qui qui quién a dicho eso. – Dijo preocupado Carlos –
- ¡HE DICHO QUE TE ACERQUES! – Dijo una voz muy grave y terrorífica
- Vale, pero ¿ quién a dicho eso?
- SOi lA pIEdra – Dijo aquella voz medio gritando y a partes con voz amables y otras con la voz grave –
- PíDEme CUALQUIer DeseO. – Dijo igual que antes; grave y amable –
- ¡ No! Mis padres dicen que no te toque.
- ¡¡¡¡¡¡¡¡QUE VEEEEEEEEEEENGAS Y ME LLEVES POR UNA DE ESTAS PUERTAS AHOOOOOORA! – Dijo aquella voz mas enfadada –
- Es verdad no me he fijado en esas puertas – Dijo pensando –
Al niño no le quedó mas remedio que hacerla caso puesto que no sabia como salir porque la piedra le decía que esas puertas no le dejarían entrar sin ella.
El niño la cogió y salió por la puerta con ella de la mano.

martes, 2 de abril de 2013

EL LIBRO: LA PIEDRA ENIGMÁTICA


Este es el primer capítulo de mi libro pero es  muy pequeño el siguiente seguro que será más largo. Espero que os guste



                              LA PIEDRA ENIGMÁTCA





                                        LA HISTORIA
Cuentan las leyendas que hace mucho tiempo, en un reino no muy lejano, unos reyes llamados Marta y Manuel guardaban una piedra preciosísima que todo el mundo pensaba que tenía poderes como hacer inmortal al que la poseía, conceder deseos y otras cosas imposibles que el hombre todavía  no ha conseguido y puede que no consiga nunca. En la época que se cuenta esta historia, los reyes tuvieron un hijo al que llamaron Carlos. El niño era muy curioso y siempre le gustaba ver cosas nuevas; y por eso le gustaba entrar por todas las habitaciones intentando averiguar si sus padres habían puesto algo nuevo en ellas para descubrir novedades. El niño casi al cumplir un año, mientras pasaba por las salas, al llegar a el dormitorio de sus padres descubrió algo nuevo...